LA AGONÍA DEL RÍO HUASCO

Por: José Manuel Gutiérrez Bermedo

El Río Huasco, otrora uno de los afluentes más hermosos de Atacama, en su paso por la ciudad de Vallenar ya presenta un dramático registro de la actividad minera y empresarial.

En las dos primeras fotos se ven dos aspectos obtenidas a cada costado de uno de los puentes citadinos. El primero muestra un río completamente seco y la segunda un hilo de agua que aflora desde las napas subterráneas… es decir su último suspiro.

De acuerdo a informaciones periodísticas el Río Huasco presenta un alto nivel de contaminación por mercurio a causa de las bajas exigencias que se imponen a la actividad minera, al que se le permite arrojar este contaminante sin ningún control.

Como si fuera poco el gobierno regional acaba de permitir las operaciones de Agrosuper.

Esta empresa sacia la sed de sus chanchos con estas aguas contaminadas. Hasta hace poco los porcinos tenían permitidos el consumo de 900 litros/seg., cifra que se incrementará ahora con otros 1500 litros/seg..

Las cifras y las imágenes son dos datos duros de una dramática realidad que nos llevan necesariamente a replantear el concepto de progreso y desarrollo.

Pero lo que queda claro es que estos conceptos no tienen ninguna relación con la que nos quieren convencer los empresarios políticos del gobierno o de la Corporación para el Desarrollo de Atacama, Corproa.

This entry was posted by Jorge Zúñiga.

Deja un comentario